El bruxismo o “el apretar los dientes” y su relación con la ortodoncia

El bruxismo o “el apretar los dientes” y su relación con la ortodoncia

Bruxismo y ortodoncia

Muchos pacientes acuden a nuestra clínica dental en Barcelona porque “aprietan los dientes” por la noche. Existe la errónea idea de que si se ponen ortodoncia el bruxismo (o el apretar o frotar los dientes) se va a eliminar. Lo cierto es que existen varios estudios que demuestran que la maloclusión no provoca ni aumenta la probabilidad de presentar bruxismo.

 5 cosas que tienes que saber sobre el bruxismo

  1. El Bruxismo es una actividad muscular (de los músculos masticatorios) repetitiva caracterizada por el apretamiento o frotamiento de los dientes. El bruxismo ha sido definido, en un consenso internacional, como actividad muscular repetitiva caracterizada por el apretamiento o frotamiento de los dientes y/o por el movimiento mandibular forzado. El bruxismo puede ser diurno (durante el día) o nocturno (durante la noche).
  1. El bruxismo es un proceso de origen central (sistema nervioso central). Las revisiones sistemáticas demuestran que las teorías sobre los factores causantes periféricos (anatomía dental, maloclusión etc.) han sido desplazados a favor de teorías de factores de origen central (factores psicológicos, sociales, neurobiológicos etc.). El bruxismo no tiene que ser considerado como un trastorno por sí, sino que los factores causantes y el significado clínico de los diferentes tipos tienen que ser bien diferenciados.
  1. La epidemiología del bruxismo se caracteriza por su disminución con la edad y que no hay diferencias entre los sexos. En revisiones sistemáticas de la bibliografía, entre el 8% y el 31.4% de los adultos presentaban bruxismo, no había diferencia entre los sexos y todos los estudios demostraban una disminución con la edad. Existe poca información sobre los diferentes tipos del bruxismo.
  1. El bruxismo puede suponer una amenaza directa para el éxito de los tratamiento con implantes dentales. La conclusión de algunas revisiones de bibliografía científica demuestra que el bruxismo puede suponer un factor de riesgo para las complicaciones mecánicas de las rehabilitaciones sobre implantes. Sin embargo no supone un factor de riesgo biológico alrededor de los implantes dentales.
  1. El manejo del bruxismo y sus consecuencias requiere un enfoque multidisciplinar para su tratamiento y el uso de “placa o férula de descarga” o un aparato oclusor, podría incorporarse la psicoterapia y el tratamiento farmacológico. Idealmente el paciente bruxista debe ser valorado por un equipo compuesto por: un odontólogo, un neurólogo, un especialista en medicina del sueño (no existe en todos los países) y un psicólogo. Actualmente la solución más habitual es la combinación de los fármacos de acción central, terapia oclusor con férula nocturna de relajación y psicoterapia.

Placa de descarga o férula de descarga

ortodoncia friedlander barcelona bruxismo placa de descarga

La placa de descarga tiene que estar hecha de material acrílico duro.

Hay que dejar claro a los pacientes que la férula o “placa de descarga” no elimina el bruxismo, sino protege los dientes y en algunos casos músculos y articulación de los posibles daños al apretar tan fuertemente los dientes. La “placa de descarga” tiene que estar hecha de acrílico duro y en ningún caso de material blando. Tiene que estar hecha a medida por un profesional entrenado. La “placa de descarga” mal hecha o mal ajustada puede provocar daños importantes a la artículación temporomandibular.

Se distingue entre el bruxismo en adultos y el bruxismo infantil. En los niños con dentición de leche el bruxismo no se considera patológico. El bruxismo infantil se considera funcional o fisiológico, aunque hoy en día ya existen, y van saliendo, estudios que demuestran su relación con la apnea del sueño y/o con el TDAH (trastorno déficit de atención e hiperactividad). En adultos el bruxismo se considera como un problema patológico. En el siguiente artículo del blog escribiré sobre el bruxismos infantil.

Para más información consúltanos llamando al teléfono 93 832 72 81.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *